Los Resucitados...

Como ya se dijo; las Tierras Vacías son el reflejo oscuro del futuro de nuestro mundo. Habitado por monstruos legendarios y donde la raza humana se ha visto reducida, lejos del poder que alguna vez tuvo sobre el planeta.

Pero también se dijo que un débil rayo de esperanza ha aparecido en las Tierras Vacías. Un rayo de luz que recibe el nombre de:
Los Resucitados.

Los Resucitados son hombres y mujeres que alguna vez habitaron el mundo de los Antiguos Hombres, personas que vivieron vidas normales y que sufrieron la muerte durante la llegada del Vacio a la Tierra, animados de nuevo por una fuerza desconocida recuperan su aliento para caminar de nuevo entre los vivos, vivos que habitan un planeta agonizante.

Pero al experimentar la Resurrección, estos guerreros rápidamente se dan cuenta que de lo que ellos conocían queda muy poco, el mundo en el que vivieron está devastado, sus ciudades destruidas y sus pueblos y habitantes reducidos en número. La ciencia y tecnología han dejado de funcionar en la mayoría de los casos, los grandes conocimientos están perdidos, la raza humana en su totalidad ha regresado a un estado de barbarie que sorprende a todos los Resucitados.

Pero ellos mismos también han cambiando, al momento de su despertar los Resucitados se dan cuenta que poseen La Marca que los sella como uno de los nuevos guerreros de las Tierras Vacías. La Marca aparece en el momento de su Resurrección, en la frente de los Resucitados como una serie de círculos brillantes capaces de emitir luz por si mismos. En pocos segundos la Marca desaparece para no aparecer de nuevo hasta los momentos de grandes peligros y proezas.

Nadie sabe el significado real de esta marca o su utilidad, solo se sabe que es el sello de todos los que han revivido.

Pero no solo es la Marca lo único que diferencia a los Resucitados, al momento de volver estos son dotados con fuerza, agilidad y resistencias mayores que cualquier capacidad humana, también los sentidos aumentan y con el tiempo las capacidades mentales también lo hacen. Todos y cada uno de los Resucitados posee la fuerza de 10 hombres, la visión de los extintos halcones, la resistencia de la roca y la velocidad necesaria para golpear 100 veces por segundo.

Pero eso no es todo, los Resucitados regresan también con Dominios¸ es decir con la capacidad de controlar uno o varios aspectos del universo. El fuego, el trueno y el viento pueden ser controlados por estos guerreros, pero también lo pueden ser la mente, la materia y el espíritu.

Todo esto hace de los Resucitados guerreros terribles, capaces de enfrentar por si solos a los terribles ejércitos de no muertos de los Amos Vampiros, capaces de derrotar dragones y quimeras por ellos mismos, capaces de salvar el mundo o condenarlo.

Por qué después de todo esto y a pesar de la Marca, sus Dominios y Poderes, los Resucitados siguen siendo básicamente humanos, con los miedos, las dudas y los motivos característicos de su raza. Ninguno de ellos pidió regresar a un mundo dominado por la Noche Eterna, ninguno de ellos pidió luchar una guerra que ya no le corresponde y mucho menos, ninguno pidió tener a sus espaldas el peso del destino del mundo. Y esto, en cualquier mente humana, Resucitada o no tiene su precio.

Y es aquí donde los Resucitados se dividen; dotados de todas sus habilidades y
sus recuerdos sobre el mundo dominado por los hombres es natural que tengan inclinación para utilizarlos para cambiar de nuevo el planeta, para salvarlo del Vacio y llevarlo a un nuevo estado de paz donde los humanos puedan vivir tranquilos de nuevo. ¿Pero, como alcanzar ese estado?, ¿Cómo salvar una mundo que se muere a cada segundo? Y son estas dos preguntas, las que han creado una división total en los grupos de Resucitados.

Por un lado, están los guerreros que creen en que el Vacio puede ser vencido, que es cuestión de tiempo y esfuerzo pero que en algún momento su lucha tendrá éxito y el Vacio se alejara de la Tierra, que el sol brillara de nuevo y que los humanos recuperan lo que alguna vez fue suyo.

Pero también existen aquellos que creen que el mejor remedio es la eutanasia. ¿Por qué mantener viva a una persona que sufre a cada instante? ¿Por qué hacerlo con una raza y un planeta, entonces? Estos Resucitados, Los Resucitados Oscuros como se les conoce, creen que el mejor paso para ayudar al planeta es acabar de una vez con su sufrimiento; creen que después de la noche vendrá la luz y que después de la muerte, regresara la vida.

¿Cuál de estos grupos tienen la razón? Solo tiempo lo dirá; si es que aún queda tiempo.



1 comentario:

VC victor careaga dijo...

Ta bueno, tiene potencial jeje

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.